lunes, 4 de agosto de 2008

Sergio Daniel Berti (Argentino) - BARCELONA SC


Apodado 'La Bruja', Sergio Ángel Berti Pizzani fue uno de los más grandes fiascos que pisó canchas ecuatorianas y que fracasó con la camiseta de Barcelona Sporting Club.

En el 2002, después de varios años en la miseria, Barcelona arma un equipo con figuras nacionales como Edwin Tenorio, Jaime Iván Kaviedes, Iván Hurtado, etc., y otros de cierto renombre en el extranjero, más que todo Berti, ex seleccionado argentino mundialista y jugador de varios reconocidos equipos europeos.

Nacido en Villa Constitución (Santa Fe) el 17 de septiembre de 1969, 'La Bruja' inició su carrera en Boca Juniors, entre 1989 y 1990, pero al año siguiente se pasó a River Plate, el equipo contrario, donde jugó en tres períodos distintos (90/92, 93/95, 96/99). En ese club fue donde tuvo sus mejores apariciones, siendo bicampeón argentino (96/97) y uno de los pilares en la consecución de la Supercopa del conjunto millonario en el 97. Todo esto le valió para ser seleccionado argentino para el mundial de Francia 98, llevado por su amigo Daniel Passarella.

En Francia 98 fue suplente en el equipo argentino, y claro, era normal teniendo en la media cancha gente como Juan Sebastián Verón, Ariel Ortega, Diego Simeone, y aún compartiendo banca con jugadorazos como Leonardo Estrada y Marcelo Gallardo. Sólo entró a los 35 minutos del segundo tiempo por Marcelo Gallardo en el partido contra Croacia; y en el primer minuto del primer tiempo suplementario contra Inglaterra por los octavos de final. Es más, pateó el primer penal de la serie definitorio contra los británicos.

Sin embargo, su carrera estuvo llena de altibajos. En el 92/93 tiene su primera experiencia en el extranjero, jugando en el Parma de Italia. De allá regresa callado, sin triunfar. En el 94/95 juega siete partidos en Atlas de México, y en el 95/96 nuevamente cruza el Océano Atlántico y se enrola en el Zaragoza de España, donde juega 16 partidos y no marca goles. Al regreso juega en River hasta el 99, cuando se retira del club por problemas personales con Ramón Díaz, técnico en ese entonces.

En el 2000/2001 lo contrata el América donde juega 21 partidos y marca sólo 3 goles, y se lesiona al principio del campeonato. En ese equipo es recordado como un jugador con "Falta de Profesionalismo". Textualmente en un portal americanista dice: "Son los peores de todos. Aquellos jugadores, de reconocida fama, y que simplemente llegaron a cobrar y jugar parados, o de plano no jugar, inventar lesiones, y no ser nada rentables". En ese espacio comparte lugar con tipos como Julio César Uribe (peruano), Djalminha (brasileño) y su compatriota Lucas Castromán.

Cansados de su mal rendimiento, e intentando recuperar un poco de su inversión, los mexicanos lo venden a precio paquete al Irapuato de ese mismo país, pero Berti se muestra en rebeldía y no acepta jugar en ese club. El jugador argentino demandó ante la FIFA al América por incumplimiento de contrato y mencionó que fue traspasado sin su consentimiento al Irapuato, lo que según su versión fue malo para sus intereses. Además de la venta sin consulta que hizo el América, Berti señaló que el Irapuato le ofrecía condiciones económicas menores que las que tiene pactadas con América. "Pretendían hacerme jugar a la fuerza con Irapuato y eso es hablar de esclavitud", dijo Berti en su momento a los medios.

Ya desde Argentina, berti pacta jugar en el Al Ain de Emiratos Árabes Unidos, donde juega un par de partidos. En el 2001 se integra a la disciplina del Huracán de Argentina, donde realiza una aceptable campaña. En Argentina totaliza 184 y 44 goles.

Pero ya pensando en su retiro, con 33 años, 'La Bruja' pensó que venir a Ecuador por un jugoso contrato, era lo mejor para su carrera. Llegó iniciado el torneo como una de las máximas atracciones del campeonato. Su estreno lo hace frente a Liga de Quito en el Estadio Monumental, y recuerdo tanto que algunos aficionados de otros equipos fueron al estadio para presenciar el estreno del mundialista.

Y lo mejor (o peor desde el punto de vista que se mire) vendría: primeros minutos, falta en el área de Liga, penal para Barcelona. Qué mejor momento para 'La Bruja' que iniciar su ciclo en Barcelona. era cuestión de ver qué pasaba: Se la metía, tal vez se convertía en un Trobbiani amado por los hinchas; y si la fallaba, se eregía como el nuevo Gerardo Martino. Para mala suerte de todos, Berti estrella su remate en el poste. Al final, el partido termina empatada y Berti deja una preocupante imagen en el gramado.

Al siguiente partido, Berti fue un centro gol y nada más. Un pésimo físico, malos pases, desorientado en la media cancha, sin el brillo que lo llevó al éxito con River, en fin, su presencia era intrascendente. Aunque tenía un vínculo con el equipo torero para el resto del año, Berti escapa hacia Escocia para probarse en un equipo de la segunda de ese país, donde no alcanza a jugar y, por ende, se retira del fútbol.

En resumen, la vida de Berti se divide en dos etapas: River-Selección y Fracasos. Sólo con el equipo de la banda roja pudo festejar de vez en cuando, pero en el resto de experiencias, 'La Bruja' no tuvo la receta del éxito. Y en Ecuador, acostumbrados a traer retirados, también dejó su huella...

3 comentarios:

Geronimo dijo...

Seguramente usted tiene razón, y no quiero entrar en fanatismos, sino simplemente comentarle que aquí en Argentina, cualquier hincha de River siente especial cariño por Sergio Berti.
Jugó en nuestro club en una etapa dorada, con jugadorazos y no sólo no desentonó, sino que por momentos hasta brilló con luz propia.
Lo recuerdo como un jugador fino, rápido, de tranco largo, con un cambio de ritmo muy bueno, dotado de muy buena técnica. No era un genio ni un creativo, pero a su técnica le sumaba una garra enorme.

En general puedo decir que era un volante de llegada muy completo que ayudaba en la marca.

Yo guardo un especial cariño por él, y siempre recuerdo un golazo de chilena convertido por él, y mal anulado...

Como hincha puedo asegurarle que se brindó por completo a nuestro club, y lamento que usted no pueda decir lo mismo.

Vida Suave dijo...

Sin dudas Gerónimo, berti fue uno de los jugadores más queridos por la hinchada de River. Acá también teníamos esa imagen, pero en Barcelona, lamentablemente, pasó sin pena ni gloria. Es más, no hizo nada de nada, además que se lo notó sin ganas de jugar al fútbol, como si había llegado a Ecuador sólo para cobrar un gran sueldo y nada más...

No obstante, Berti sí triunfó en el equipo de la banda roja, pero como el blog habla de los fichajes que pasaron sin pena ni gloria por Ecuador, Berti es, indiscutiblemente, un justo personaje de este sitio.

Gracias por comentar

Saludos

junihno32 dijo...

El unico partido que me acuerdo de Berthi fue cuando enfrento a Barcelona en la Semifinal de Copa Libertadores 1990, de ahi de su paso por Barcelona, supe que llego, pero tan mal tiene que haber jugado, que no me acuerdo de el para nada.