martes, 26 de agosto de 2008

Marco Aurelio dos Santos, Macula (Brasileño) - CS EMELEC

La vida de Marco Aurelio dos Santos, conocido como 'Macula', es muy rara. Después de cuatro años como pasabola de Bangú de Brasil, este brasileño fue llevado al primer equipo bajo la dirección de Mario 'Lobo' Zagalo. Casi toda la información que vertiré de este jugador salió publicada en una edición del 88 de la Revista Placar, por lo que ya se imaginarán lo complicado que se me hizo conseguir la información.

En fin, 'Macula' nació en 1968 en Brasil, llegó a medir 1,75 m y pesar 69Kg. En 1982 empezó a trabajar como recoge balones en el estadio de Bangú, donde muchas veces escondía las pelotas por pedido de los jugadores de ese equipo. En 1986 se cumple su sueño al ser promovido con 17 años (meses antes de los 18) a la primera plantilla del club donde su padre, el ex zaguero Helio dos Santos, también jugó. En ese equipo, Zagalo gustaba más de volantes armadores que ayuden al medio campo, mientras que 'Macula' se sentía mejor pegado a la raya, desbordando, enfrentando a los defensas. Por eso, no pudo debutar mientras estuvo 'Lobo'.

Pero a los pocos meses, Paulo César Carpeggiani (ex entrenador de Barcelona en 1992) lo hace debutar en el primer equipo, lo cual es aprovechado por Macula, ya que luego fue llamado a las selecciones cariocas y nacional juvenil. En la entrevista, 'Macula' contó que era un sueño jugar con sus ídolos de Bangú, a los mismos que antes les había lavado sus carros por unos cuantos reales.

En Bangú juega hasta 1991, año en que es tranferido a un equipo suizo, sin temor a equivocarme el Chiessen, donde militó hasta el 92. En el 93/94 jugó en Palmeiras, compartiendo vestuario con Edmundo, Djalminha y Zinho. En ese club ganó dos Campeonatos Paulistas, dos Brasileiros y uno de Río-São Paulo. (Estuvo en Guayaquil para la Copa Libertadores contra Emelec y El Nacional).

En el 95 jugó en Vasco da Gama y un año después ocurre lo que algunos llaman: error mala fe. Para el 96, los 'Potros' del Atlante querían contratar al 'Maradona de los Cárpatos', sí, al diez de la selección rumana, Georghe 'Gica' Hagi, uno de los volantes más elegantes de toda la historia. Pero, ¡oh sorpresa!, Hagi nunca llegó y en su reemplazo contrataron a 'Macula'. No es broma, fue la contratación estrella de ese año.

Al año siguiente regresa a su país para jugar en un modesto equipo hasta que aparece una propuesta a mitad de año del CS Emelec. Sus directivos, aún soñando con el juego de Edu, pensaron que este brasileño tal vez le daría ese toque que el cuadro azul necesitaba. Llegó junto a Renato Carioca y también se fue con él, tomados de la mano.

¡Qué mal jugador de fútbol! La imagen que dejó Macula fue de un mediocre y espantoso futbolista que nunca, en ningún momento, ni por fortuna, agrado a los hinchas azules. Definitivamente es uno de los peores extranjeros que pisó canchas ecuatorianas, no ponía ni un solo buen pase, y pasaba deambulando en la mitad de la cancha. Bueno, ese año Emelec no tuvo extranjeros de categoría con la excepción de Carlos Alberto Juárez. Tanto 'Macula' como Renato Carioca, Alexis Lalas, Joe Max Moore, entre otros, pasaron sin pena ni gloria vistiendo la casaca eléctrica.

Al año siguiente, Macula se unió al Sampaio Correa de Brasil en la Copa Conmebol. En ese torneo recibió dos amarillas y actuó en todos los partidos de su club hasta llegar a cuartos de final, eliminado por Santos FC.

De ahí en más, el rastro de 'Macula' es sólo misterio. No hay más datos de él, claro, hasta el 2007. A sus 39 años de edad, 'Macula' se desempeña como corredor de bienes raíces en Nova Iguaçu, un barrio de Fluminense, y juega showbol con un equipo formado por sus amigos. Tal vez ahí sí pueda ser titular.

2 comentarios:

La Cabina y el Camerino dijo...

Jorge....Este blog es lo maximo...El otro dia en camerino hablamos bastante del mismo...como sirve de referencia para mantener clarea la historia del paquete venido al pais

Diegop Arcos

Vida Suave dijo...

Gracias por el comentario Diego. Y qué bueno que les sirva como referencia. Lamentablemente no puedo verlos frecuentemente por mis actividades laborales, pero de vez en cuando los alcanzó a ver y disfruto de sus programas...

Saludos a todos

Jorge