viernes, 29 de octubre de 2010

DAVID FERNANDO MONTOYA VÉLEZ (COLOMBIANO)


Llegó a mediados del 2004 para reforzar el mediocampo de Liga de Quito, que en ese momento estaba por jugar la Copa Sudamericana. Su antecedente más inmediato era la gran Copa Libertadores que jugó en el 2003, en un centro de la cancha en el que destacaba junto a Mauricio 'mao' Molina. Ambos, liderando a ese Deportivo Independiente de Medellín, lo llevaron hasta semifinales, siendo eliminados de la competencia por Santos en una llave muy ajustada. Incluso su clase quedó demostrada en Guayaquil, cuando con sendos pases provocó algunos contragolpes que terminaron por eliminar al Barcelona.

Con el cuadro universitario, que supuestamente pagó USD 800 mil por su pase, Montoya dejó un paso muy tibio y poco importante. Nunca igualó, ni siquiera se acercó, al nivel mostrado por Elkin Murillo y Carlos Espínola, quienes se convirtieron en los extranjeros que sacaron la cara; Montoya, junto a Carlos 'barbacoa' Castillo, decepcionaron con su juego, precedidos de una importanta trayectoria a nivel de clubes, y con una que otra participación en Selección.



Sus inicios en el fútbol los tiene en Deportivo Independiente de Medellín, donde fue figura en el sub título del 2001, y más importante en la obtención del Torneo Finalización 2002, que le otorgó un cupo a la Libertadores 2003 a su club. Para ese torneo, Montoya, apodado el 'gordo' por contextura física, se convirtió en una de las gratas revelaciones al ser uno de los conductores del cuadro del 'poderoso de la montaña', junto a Mauricio Molina, y apoyados por John Jairo Restrepo.

En la primera fase, el DIM quedó primero en un grupo también formado por Boca Juniors, Barcelona y Colo-Colo. En esa etapa, Montoya anotó un gol, el del triunfo ante Boca, en Colombia. En octavos, frente a Cerro Porteño, Montoya volvió a anotar en la victoria en Colombia; y en cuartos, ante Gremio, también anotó en el empate en Brasil. FInalmente, su equipo quedaría eliminado en semifinales, pero Montoya tendría su recompensa: el Zacatepec de México lo ficharía de inmediato.

El colombiano iría a préstamo por un año, con una opción de compra onerosa. Al final de su estadía en México, que no sería nada mala, el club 'azteca' pidió un plazo de 20 días más para decidir si hacían uso de la opción. No obstante, el volante tuvo que regresar al DIM ante la negativa de los mexicanos. En ese mismo tiempo, Nacional de Uruguay, dirigido por Santiago Ostolaza, intentaba contratarlo, y también sonaba para Barcelona y Emelec, pero los dirigentes de Liga de Quito se adelantaron y se llevaron al colombiano por USD 800 mil.

En el cuadro 'albo', dirigido en ese momento por el uruguayo Daniel Carreño, su aporte no trascendió lo suficiente para convertirse en figura. Debutó el 28 de julio en la victoria 3 a 2 contra El Nacional en Casa Blanca, y fue reemplazado por Luis Bolaños. Además jugó la Copa Sudamericana del 2004, en la que debutó con Liga contra Aucas el 11 de agosto, entrando a los 78 minutos por Alex Aguinaga, en la victoria por un gol. De ahí estuvo en los cuartos de final contra Santos, entrando en el minuto 71 en reemplazo de Murillo, y en el minutos 83 de la primera semifinal contra Bolivar en Quito, ya con el peruano Juan Carlos Oblitas de entrenador, quien utlizó muy poco al volante.

Después de su silenciosa salida del conjunto quiteño, quien en su reemplazo trajo a Roberto 'chorrillano' Palacios, el colombiano regresó a DIM de Colombia para llevarlo hasta los octavos de final de la Copa Libertadores, anotando tres goles en la fase de grupo. Casi de inmediato, a mediados de año, pasó al Santa Fe de Bogotá, en el que demostró algo de su talento pasado en el cuadro de Medellín. En ese club jugó la Copa del 2006, marcando cuatro goles y guiando a su equipo también hasta octavos de final.

En Santa Fe jugaría hasta el final del 2007, para pasar la siguiente temporada al Deportivo Pasto, y un año después fichar por el Itagüí de la Serie B de Colombia. Este año volvió a salir de su país, al Club Deportivo Lara de Venezuela, para disputar la Copa Sudamericana. Sin embargo, no alcanzaría el talento del colombiano para ayudar a su equipo y pasar a la siguiente fase, aunque en el torneo local, luego de un mal arranque individual, le empezó a dar toque a la línea de volantes de su equipo.


Definitivamente, un jugador con un pasado muy importante en clubes como DIM y Santa Fe, aunque con grandes deudas en otros, como con la Liga, convirtiéndose en uno de esos refuerzos que muy pocos recuerdan, pero cuando lo hacen, se arrepienten de tocar el tema.

1 comentario:

Queso dijo...

interesante aporte!